LA FACULTAD DETERMINADORA DEL SERVICIO DE RENTAS INTERNAS

La determinación de la obligación tributaria por parte del Servicio de Rentas Internas (SRI), es el acto o conjunto de actos reglados tendientes a establecer, en cada caso particular, la existencia del hecho generador, la base imponible y la cuantía del tributo y el sujeto pasivo de la obligación. Es decir, el SRI puede bien complementar o enmendar las declaraciones que hace un sujeto pasivo, o a su falta, establecer la composición del tributo correspondiente.

 A fin de hacer efectiva la determinación y considerando que es un procedimiento estrictamente reglado, la Administración Tributaria debe seguir el proceso establecido en el Reglamento de aplicación a la Ley de Régimen Tributario Interno.

Podemos reconocer dos tipos de determinación, a los que denominaremos Controles Extensivos, que son aquellas acciones de determinación que realiza la Administración Tributaria a una gran cantidad de contribuyentes, de manera simultánea o en un lapso relativamente corto, con el propósito de asegurar el cumplimiento tributario, o detectar el incumplimiento tributario a fin de aplicar las medidas correctivas que correspondan, que procuran incrementar en los contribuyentes la percepción del riesgo de ser detectados y sancionados por sus incumplimientos; y controles intensivos que se caracterizan por el “trabajo de campo”, focalizándose los esfuerzos de la Administración en un número reducido de contribuyentes, siendo el tipo de auditoría desarrollada exhaustiva, integral, profunda con relación generalmente a un tributo y dentro de un periodo específico.

 

Procedimiento:


CONTROL INTENSIVO: en primer lugar la autoridad competente dispondrán el inicio del proceso de Auditoria Tributaria, para lo cual emitirán la correspondiente orden de determinación. Luego el SRI podrá requerir al sujeto pasivo toda la información pertinente al proceso de auditoria, también podrá requerirse información a terceros, podrá también hacer inspecciones a la contabilidad, sus respectivos soportes y archivos, en el domicilio fiscal del propio sujeto pasivo o en el lugar donde mantenga tal información. Concluido el proceso de revisión y cruce de información, así como el análisis de las declaraciones, informes y demás documentos utilizados en el proceso de auditoria, se levantará la correspondiente acta borrador de determinación tributaria, en la cual en forma motivada se establecerán los hechos que dan lugar a la determinación de valores a favor del Fisco o del contribuyente por concepto de impuestos, multas e intereses, cuando aplique. Esta acta borrador será revisada conjuntamente con el sujeto pasivo, quien desde la revisión tendrá el plazo de veinte días para fundamentar sus reparos. De no haber observaciones o luego de recibidas, la Unidad de Auditoria procederá al análisis pertinente luego de lo cual se elaborará el acta de determinación definitiva, que será suscrita por el Director del SRI que haya ordenado la determinación.

 

CONTROL EXTENSIVO: Confronta la información de las declaraciones del contribuyente con otras informaciones proporcionadas por el propio contribuyente o por terceros, o diferencias en su propia declaración, y las comunicará al contribuyente conminándole a que presente la correspondiente declaración sustitutiva, en el plazo no mayor a veinte días. Si dentro de tal plazo el contribuyente no hubiere presentado la declaración sustitutiva, el SRI procederá a emitir la correspondiente "Liquidación de Pago por Diferencias en la Declaración". Esta liquidación, según la Jurisprudencia de la Corte Suprema, constituye el ejercicio de la facultad determinadora, no así la conminación que la antecede pues el mismo se trata de un acto de control.